domingo, 5 de diciembre de 2010

PROPIEDADES COLIGATIVAS (RESUMEN LECTURA)

Las propiedades coligativas de las soluciones dependen de la concentración total de partículas de soluto, sin importar si las partículas son iones o moléculas.

Para electrolitos fuertes y débiles la concentración de partículas en solución es mayor que la concentración inicial del compuesto en cuestión, por lo tanto, al determinar experimentalmente las propiedades coligativas de estos compuestos, se observan desviaciones de las teóricas esperadas.

La diferencia entre la propiedad coligativa esperada y observada experimentalmente para los electrolitos débiles se debe a las atracciones electrostáticas entre los iones en solución.
A medida que los iones se mueven en la solución, los iones de cargas opuestas chocan, y se unen por breves momentos.

Mientras están unidos se comportan como una sola partícula llama par iónico. El número de partículas independientes se reduce y ocasiona el cambio observado en el valor calculado respecto del valor experimental.

Este fenómeno se observa en todas las propiedades coligativas de soluciones de electrolitos. Es decir, para una solución de electrolito:

Punto de congelación calculado > punto experimental
punto de ebullición calculado < punto experimental
presión osmótica calculada > presión experimental
presión de vapor calculada > presión de vapor experimental

Una medida del grado en que los electrolitos se disocian es el factor de Van’t Hoff . Este factor es la relación entre el valor real de una propiedad coligativa y el valor calculado (considerando que la sustancia es un no electrolito)

i =  punto de congelación experimental / punto de congelación para un no electrolito 

*También puede ser con el punto de ebullición

Cuando no se dispone de información acerca del verdadero valor de “i” para una solución se utiliza siempre el valor ideal ( ) para realizar los cálculos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada